Taize-Carta de Chile

De nuevo en 2010 la Comunidad de Taizé envía al mundo una carta escrita por el hermano Alois desde Chile. Reproducimos íntegramente la carta, que se ordena en tres movimientos: alegría, compasión y perdón.

Dios solo puede amar

“Dios de amor, te damos gracias por la vida entregada de nuestro hermano Roger que nos ha dejado hace ya 5 años, y que hace 70 años llegó solo a este pueblecito de Taizé. Buscaba vivir ardientemente de tu confianza y decir tu bondad infinita por cada ser humano, creyente o no: tú, el Dios vivo que no condena y que no excluye a nadie de su amor.

Carta de China-Taize

“En 1976, el hermano Roger se fue a vivir con algunos hermanos y un grupo intercontinental de jóvenes a unas chabolas de Calcuta, entre los que conocen la mayor pobreza. Allí fue donde escribieron una carta a los jóvenes, la primera de toda una serie… Desde entonces el hermano Roger escribía una carta al año, con frecuencia desde lugares de pobreza y miseria, sugiriendo posibilidades concretas de compromiso y proponiendo algunas referencias fundamentales a las cuales poder volver constantemente a lo largo de la vida. Esta carta sirve de motivo de reflexión durante todo el año para gente joven y menos joven, en Taizé o en cualquier parte del mundo”

Abrir campos de esperanza

“Durante la oración del atardecer del martes 16 de agosto de 2005, en medio del gentío que rodeaba a la comunidad en la Iglesia de la Reconciliación, una mujer desequilibrada acuchilló violentamente al hermano Roger, muriendo algunos minutos después. Su funeral fue celebrado el martes 23 de agosto. En 1998, el hermano Roger había designado al hermano Alois para que lo sucediese, luego de su muerte, como responsable de la comunidad. El hermano Alois comenzó de inmediato su ministerio de servidor de comunión en el corazón de la comunidad